Bioremediación

La bioremediación es un conjunto de estrategias biotecnológicas de remediación que utiliza microorganismos para eliminar contaminantes y toxinas del suelo, agua y otras matrices ambientales.

La biorremediación representa una alternativa ambientalmente más sostenible que los tratamientos químicos, físicos y térmicos utilizados para tratar los ecosistemas contaminados.

Dado que las estrategias de biorremediación son específicas para cada yacimiento, su eficacia depende de complejos factores y mecanismos ecológicos que controlan el crecimiento, la coexistencia y la funcionalidad de los microorganismos que habitan en los suelos contaminados.

Durante nuestros experimentos hemos comprobado que la selección de cepas microbianas autóctonas (directamente selecionadas de la matriz contaminada) es la manera más eficaz de obtener microorganismos capaces de eliminar completamente los contaminantes durantes las prácticas de biorremediación.

Este proceso se llama bioaumentación y consiste en la selección y multiplicación de microorganismos autóctonos del suelo o matriz contaminada. Las cepas aisladas de la matriz contaminadas están adaptadas a ese ambiente específico, constituido de una composición química, física y biológica única.

La cepa aislada tiene que poder convivir con otros microorganismos ya presentes en la matriz y la selección de la misma, tiene que hacerse en función de su capacidad de utilizar el contaminante como fuente principal de alimento.

Una vez seleccionada la cepa microbiana con la mejor cinética de degradación del contaminante es posible multiplicarla y reinsertarla en la matriz a tratar.

Dependiendo de las características del suelo contaminado y tras la inserción de la cepa bioaumentada en la matriz, es posible proseguir el tratamiento con un conjunto de prácticas conocidas como Bioestimulación: añadir en la matriz contaminada nutrientes que favorezcan el desarrollo microbiano y, así, acelerar la cinética de degradación.

No todos los países tienen regulado legalmente el uso de microorganismos autóctonos para la biorremediación in situ.

En DND Biotech aprovechamos nuestra experiencia en I+D en optimización de sistemas para la biorremediación para ofrecer un servicio de consultoría en estrategias de industrialización, con el objetivo de alcanzar la propuesta de remediación del cliente.

Los estudios de optimización para la biorremediación que ofrecemos en DND Biotech son:

  • Pruebas de laboratorio, que proporcionan una caracterización física, química y microbiológica detallada del suelo contaminado, estimando el potencial de biodegradación de la comunidad microbiana nativa.
  • Pruebas piloto del rendimiento de la estrategia de biorremediación seleccionada, para diferentes combinaciones y metodologías de pretratamiento y tratamiento (amendantes del suelo, protocolos de bioestimulación y bioacumulación, técnicas de irrigación).
  • Desarrollo de planes de monitorización y protocolos de evaluación de la sostenibilidad, con redacción de informes técnicos para el cliente.

Los estudios de optimización de biorremediación de DND Biotech permiten a los clientes evaluar diferentes métodos de tratamiento biológico y estimar el rendimiento, tiempo, coste e impacto medioambientales, con el fin de implementar el mejor protocolo de tratamiento a gran escala.

Sigue leyendo en:  INGEGNIERÍA Y PILOTOS