Bio.Res.Nova

Bio.Res.Nova es un proyecto financiado por la Fundación Pisa en el marco de la convocatoria  “Ricerca”, coordinado por el Departamento de Biología de la Universidad de Pisa.

Concebido como una intervención especializada en la restauración de suelos y su calidad, el proyecto estudia procesos de restauración de la calidad de suelos y sedimentos – ya estén contaminados o degradados, es decir empobrecidos en materia orgánica- mediante biotecnologías innovadoras apoyadas en procesos químico-físicos.

El suelo es un recurso no renovable que, debido principalmente a las actividades humanas y al cambio climático, sufre una serie de procesos de degradación, como erosión, disminución de la materia orgánica, contaminación local o difusa, compactación, disminución de la biodiversidad, salinización, inundaciones y corrimientos de tierras.

Como resultado de las actividades de investigación llevadas a cabo, se obtuvieron resultados significativos sobre la biodegradación de las principales clases de contaminantes orgánicos, como hidrocarburos pesados (HTP), aromáticos policíclicos (HAP) y bifenilos policlorados (PCB).

Se obtuvieron resultados no sólo de aceleración de la cinética de degradación, sino también de activación de los procesos de síntesis de sustancias húmicas (ácidos húmicos y fúlvicos).

En el caso de los suelos contaminados, el objetivo de estos procesos es la transformación de los contaminantes orgánicos en estructuras moleculares no tóxicas.

En el caso de suelos empobrecidos y de baja calidad agronómica, la transformación de la materia orgánica enriqueciendola.

En una matriz de suelo previamente contaminada, donde la sustancia húmica está casi ausente, la activación de su producción contribuye al restablecimiento de las condiciones mínimas para restaurar la fertilidad de la matriz.

Es decir, restaurar la capacidad de soportar el crecimiento de activos vegetales en virtud de un contenido de sustancia húmica comparable al de los suelos agrícolas productivos.

El estudio de la ecología microbiana de los procesos diseñados hizo uso de las más modernas técnicas de biología molecular dedicadas a la secuenciación del metagenoma (Next Generation Sequencing) de matrices ambientales y al estudio de la microbiota de referencia.

Esn etos análisis se utilizaron técnicas de metabarcoding y reconstrucción in silico de las rutas metabólicas que caracterizan los protocolos de biodegradación.

Seguir leyendo: PUBLICACIÓN